Las fresas de Aranjuez

Fresa

Su cultivo fue potenciado por la Casa de Borbón y se tiene constancia de este desde el siglo XVI. La fresa de Aranjuez es superior a todas en aroma y sabor.

Un fruto exquisito, delicado, rico en vitamina C y dotado de un gran aroma. Altamente cotizado y buscado por el consumidor debido a su excelente calidad. Durante los últimos años el cultivo de la fresa de Aranjuez ha tendido a desaparecer debido a la gran cantidad de mano de obra que necesita, a su delicadeza, a ser muy vulnerable a las heladas y a problemas graves de virosis lo que supone unas importantes limitaciones para el agricultor. La Asociación de Productores de la Huerta de Aranjuez quiere proteger este cultivo, invertir esta tendencia y asegurar que su mesa pueda contar con esta excepcional fresa y con la calidad que le confiere siglos de tradición en su cultivo. Pocos campos hay tan cuidados, delicados y bellos como los fresales de la Vega de Aranjuez.

Una deliciosa fuente de antioxidantes y antinflamatorios con muy pocas calorías.


Más información en:
www.fresasdearanjuez.es